Pl. los Belgas, 11, local, 28400 Collado Villalba, Madrid

Contacta con nosotros: 91.828.71.32 - 697982344

USURPACIÓN DE VIVIENDA

USURPACIÓN DE VIVIENDA

QUE ES USURPACIÓN DE VIVIENDA U OCUPACIÓN

Este delito se incluye en los de “contra el patrimonio y orden socioeconómico” y lo contempla los artículos 245, 246 y 247 del Código Penal. Su principal característica es que el objeto del delito suele ser (para ello está enfocado) son los bienes inmuebles y derechos reales inmobiliarios.

Como establece el Código Penal, se trata de:

“aquellas conductas donde el sujeto activo con la intención de desposeer al legítimo propietario o titular del bien inmueble o derecho real comete una de las siguientes acciones”

y a continuación nos encontramos con los supuestos de usurpación, esto es; el tipo:

La ocupación de un inmueble o la usurpación de un derecho real empleando para ello violencia o intimidación. La ocupación no autorizada de un inmueble que no constituya morada. La alteración de términos o límites y la alteración del curso de las aguas.

El sujeto activo deberá actuar movido por el propósito de apropiarse para sí y desposeer al legítimo propietario o titular del bien inmueble o derecho real de los mismos, y asimismo de obtener un beneficio económico utilidad con su acción (la usurpación propiamente dicha).

Esta intención es lo que la distingue de otros delitos como las coacciones, el allanamiento de morada o los daños.

En la actualidad la pena es de multa (cuidado que no se pueda acusar de daños, los causados al entrar)

ALEGAR ESTADO DE NECESIDAD EN LA OCUPACIÓN

El estado de necesidad se suele alegar en la defensa de aquellos acusados de usurpación de vivienda, sin embargo casi nunca se tiene en cuenta como eximente completa y pocas veces como incompleta.

LA OCUPACIÓN DE VIVIENDA EN EL CÓDIGO PENAL

 El delito leve de usurpación se encuentra regulado en el art. 245.2 del CP que dice:

“El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”.

Código Penal

CUANDO SE DA DELITO DE USURPACIÓN U OCUPACIÓN

a) La ocupación, sin violencia o intimidación, de un inmueble, vivienda o edificio que en ese momento no constituya morada de alguna persona, realizada con cierta vocación de permanencia. En este sentido la STS 143/2011 de 2 de marzo, destaca que:

“La modalidad delictiva admite la ocupación por cualquier método e incluye incluso el forzamiento de cerraduras o candados, porque lo relevante, a los efectos de la protección, es que se trata de locales o viviendas no habitadas.”

Tribunal Supremo

 b) Que esta perturbación posesoria puede ser calificada penalmente como ocupación, ya que la interpretación de la acción típica debe realizarse desde la perspectiva del bien jurídico protegido y del principio de proporcionalidad que informa el sistema penal (Art 49 3º de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea). 

c) Que el sujeto activo de la ocupación carezca de título jurídico alguno que legitime esa posesión.  No son ocupas:

  •  Los arrendatarios que dejan de pagar la renta y siguen ocupando la vivienda.
  • Los subarrendatarios en arrendamientos no consentidos.
  • Los precaristas.
  • Los arrendatarios de una habitación, que arriendan al arrendatario sin consentimiento del arrendador.

 d) Que conste la voluntad contraria a tolerar la ocupación ilegítima por parte del titular del inmueble, previa o posterior al acceso ilegítimo.  Es preciso que el denunciante acredite en el acto del juicio oral la ausencia de consentimiento para que los ocupantes se mantengan en el inmueble. En este sentido se pronuncia el TS en la Sentencia 143/2011 cuando dice:

 “En el relato de hechos probados no existe la más mínima referencia a una ocupación en contra de la expresa y directa prohibición del titular, ni tampoco una permanencia en contra de la voluntad que, únicamente, se exterioriza en la fecha de la interposición de la querella y ni siquiera se ha solicitado ninguna diligencia para recobrar la posesión hasta el momento de la vista oral.”

Tribunal Supremo

 e) Que el sujeto activo sea consciente de la ajenidad del bien y ausencia de autorización o manifestación de la oposición del titular. La AP de Madrid en sentencia de 15 de junio de 2009 absuelve a la acusada del delito de usurpación imputado, pues la propietaria de la vivienda, con su falta de actuación, había venido a tolerar que la acusada viviera en ella, no quedando acreditado el elemento típico del tipo de la usurpación, de voluntad contraria del titular. Igualmente en la reciente SAP Madrid de 21 de junio de 2016 (Sección 16ª), la AP confirma la absolución por delito de usurpación, afirmando que no cabe condena si subsisten dudas razonables de la concurrencia de dolo del autor, lo cual abarca el conocimiento de la ajenidad del inmueble y de la ausencia de autorización o de la manifestación de la oposición del titular del edificio.

Call Now Buttonllama ahora 918287132
× CONSULTA GRATUITA