Pl. los Belgas, 11, local, 28400 Collado Villalba, Madrid

Contacta con nosotros: 91.828.71.32 - 697982344

EXTORSIÓN

EXTORSIÓN

DELITO DE EXTORSIÓN

El delito de extorsión ocupa todo el Capítulo tercero del título XIII, que consta tan sólo del artículo el 243 que establece cuando se produce la extorsión.

Jurídicamente la extorsión, consiste en obligar a una persona, a través del uso de violencia o intimidación, a realizar un acto o negocio jurídico, con ánimo de lucro y con la intención de causar un perjuicio patrimonial del sujeto pasivo o de una tercera persona.

Es un delito que guarda relación con:

– El robo: porque es necesario la violencia o intimidación.

– Con las amenazas condicionales: el sujeto activo coacciona al sujeto pasivo para que realice determinada acción.

– Con la estafa: pues es necesario que se dé un acto o negocio jurídico por parte del sujeto pasivo.

Por lo que la extorsión es un delito contra la libertad individual y el patrimonio

Se consuma, no cuando el negocio jurídico tenga efectos, si no cuando éste se realice

LA EXTORSIÓN EN EL CÓDIGO PENAL

Según el Código Penal español, la extorsión está tipificada en el artículo 243, que establece que

 «El que con ánimo de lucro y valiéndose de violencia o intimidación en las personas, sea real o simulada, o de amenaza grave, atentare contra el patrimonio o contra la libertad moral de otra persona, será castigado como reo de extorsión con la pena de prisión de tres a cinco años».

artículo 243 del Código Penal

Esta definición incluye varios elementos del tipo, que deben estar presentes para que se configure el delito de extorsión:

1. Ánimo de lucro: El perpetrador busca obtener un beneficio económico o material como resultado de sus acciones. Sin embargo, el ánimo de lucro no es necesario que sea para incorporar al patrimonio propio, puede ser para beneficiar a un tercero.

2. Violencia o intimidación: El uso de la fuerza física o la amenaza de hacer daño para coaccionar a la víctima.

3. Atentado contra el patrimonio o la libertad moral: La acción delictiva implica una amenaza contra la propiedad o la libertad personal de la víctima.

Es importante destacar que la extorsión puede llevarse a cabo de diversas formas, como amenazas de violencia física, daño a la reputación, difusión de información privada o chantaje económico.

COMO DEFENDERSE DE UNA ACUSACIÓN DE EXTORSIÓN

Pues tendremos, en primer lugar negar que se han producido los hechos de los que se acusa.

Si no hay manera de negar los hechos, debemos hacer ver que no de da alguno o algunos de los elementos del tipo descritos anteriormente.

llama ahora 918287132
× CONSULTA GRATUITA