Pl. los Belgas, 11, local, 28400 Collado Villalba, Madrid

Contacta con nosotros: 91.828.71.32 - 697982344

ENERVACIÓN

ENERVACIÓN

ACCIÓN DE ENERVAR PARA IMPEDIR EL DESAHUCIO

¿ Qué significa enervar?

Si bien el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española da la siguiente definición del término que estamos utilizando:

enervar.

 1. tr. Debilitar, quitar las fuerzas. U. t. c. prnl.

 2. tr. Debilitar la fuerza de las razones o argumentos. U. t. c. .

En lo que nos afecta, su sentido jurídico y más concretamente procesal la explicación es la siguiente:

Enervar la acción de desahucio significa que si el deudor paga antes de la vista, la acción de desahucio finaliza. Pero la enervación tiene unas limitaciones que son:

.- Sólo se podrá enervar una vez, esto es para situaciones sucesivas no será válida ésta fórmula.

.- Que el arrendador no hubiese requerido el pago al arrendatario de forma fehaciente, con la antelación legalmente establecida y antes de la interposición de la demanda de desahucio no se hubiera producido el pago.

.- La enervación es por tanto realizar el pago de lo adeudado al propietario del inmueble y su efecto, si es la primera vez que se realiza, es el de poder conservar la posesión del inmueble.

LA ACCIÓN DE ENERVACIÓN PARA EVITAR EL DESAHUCIO.

La acción de enervación en el contexto de un desahucio se ha convertido en una herramienta crucial tanto para arrendadores como para arrendatarios en España.

Qué es la acción de enervación, cómo se aplica en el proceso de desahucio, las leyes y regulaciones relevantes, así como las estrategias legales para abordar esta situación.

¿QUÉ ES LA ACCIÓN DE ENERVACIÓN?

La acción de enervación es un mecanismo legal que permite al arrendatario (inquilino) de una vivienda en situación de desahucio evitar la expulsión del inmueble al pagar todas las cantidades adeudadas al arrendador (propietario) en un plazo determinado.

Es una oportunidad única para el arrendatario de rectificar su incumplimiento contractual y conservar el arrendamiento.

La acción de enervación está regulada principalmente por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en España.

Disposición adicional quinta. Modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

1. El artículo 1.563 de la Ley de Enjuiciamiento Civil quedará redactado en la forma siguiente:

«1.º El desahucio por falta de pago de las rentas, de las cantidades asimiladas o de las cantidades cuyo pago hubiera asumido el arrendatario en el arrendamiento de viviendas o en el arrendamiento de una finca urbana habitable en la que se realicen actividades profesionales, comerciales o industriales, podrá ser enervado por el arrendatario si en algún momento anterior al señalado para la celebración del juicio, paga al actor o pone a su disposición en el Juzgado o notarialmente el importe de las cantidades en cuya inefectividad se sustente la demanda y el de las que en dicho instante adeude.

2.º Esta enervación no tendrá lugar cuando se hubiera producido otra anteriormente, ni cuando el arrendador hubiese requerido, por cualquier medio que permita acreditar su constancia, de pago al arrendatario con cuatro meses de antelación a la presentación de la demanda y éste no hubiese pagado las cantidades adeudadas al tiempo de dicha presentación.

3.º En todo caso, deberán indicarse en el escrito de interposición de la demanda las circunstancias concurrentes que puedan permitir o no la enervación. Cuando ésta proceda, el Juzgado indicará en la citación el deber de pagar o de consignar el importe antes de la celebración del juicio.»

Así se establece que el arrendatario podrá evitar el desahucio si, antes de que se dicte la sentencia, paga al arrendador o consigna en el juzgado la totalidad de las cantidades adeudadas, incluyendo rentas, intereses y gastos.

Además, es importante tener en cuenta que el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, estableció medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19. La cual se ha prorrogado.

Este decreto suspendió temporalmente los desahucios y amplió el plazo de la acción de enervación a diez días hábiles desde la notificación del requerimiento de pago.

PROCESO DE APLICACIÓN PARA ENERVAR

El proceso de enervación comienza con la notificación al arrendatario por parte del arrendador de la demanda de desahucio y el requerimiento de pago de las cantidades adeudadas. El arrendatario entonces tiene un plazo determinado para ejercer su derecho de enervación, que suele ser de diez días hábiles desde la notificación.

Durante este período, el arrendatario debe pagar todas las cantidades adeudadas al arrendador o consignarlas en el juzgado competente. Es crucial que el pago se realice dentro del plazo establecido y que se documente adecuadamente para evitar cualquier disputa posterior

llama ahora 918287132
× CONSULTA GRATUITA