Reincidencia

LA REINCIDENCIA

REQUISITOS PARA QUE SE APRECIE REINCIDENCIA

reincidir

reincidencia(AVISO IMPORTANTE: esta “reincidencia” NO es la que se tiene que contemplar a la hora de establecer si se puede suspender la ejecución de una condena. Esta aclaración que puede parecer demasiado obvia, la hago porque en no pocas ocasiones veo la confusión que se produce entre la reincidencia a los efectos de agravante y el no ser la primera vez que se es condenado a efecto de suspensión de Condena para ver este tema ver “habitualidad”).

Para apreciar la reincidencia como agravante, con los efectos previstos en el artículo 66 y siguientes del Código Penal, tienen que darse lo siguientes requisitos:

1. Que se haya vuelto a delinquir significa cometer un nuevo delito.

No bastaría cometer una falta como tampoco una infracción penal no prevista en “este Código” (como reza el precepto), como sería la comisión de un delito previsto en el Ley Orgánica 13/1985, de 9 de diciembre, de Código Penal Militar. El nuevo delito tiene que haberse cometido después de la condena ejecutoria. En el caso de tratarse de un delito permanente que haya comenzado antes de la condena ejecutoria, se cumplirá el requisito si la acción delictiva continúa tras recaer dicha condena ejecutoria.

2. Que en ese momento el sujeto hubiese sido ya ejecutoriamente condenado .

Es necesario, por tanto, que el delito anteriormente cometido haya sido objeto de una sentencia firme por delito, firmeza que se alcanza cuando no cabe ningún recurso contra la resolución o se ha dejado pasar el plazo para su formulación, y todo ello conforme a los artículos 141 y 988 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

3. Se excluye la condena por faltas, que no da lugar a antecedente a efectos de reincidencia.

4. La condena tiene que haberse impuesto por Tribunales españoles, de modo que la reincidencia internacional no rige de forma genérica. Sin embargo hay algunos tipos penales en que específicamente se prevé que sí tengan eficacia a efectos de reincidencia las penas impuestas por Tribunales extranjeros como son los delitos de los artículos 190,375,388 y 580 del Código Penal.

5 Tampoco pueden constara efectos de reincidencia penal las condenas impuestas por infracciones no previstas en el Código Penal, como puede ser una condena por un Tribunal Militar por delitos militares, puesto que no serían delitos previstos en “este Código” como exige el precepto.

6 No se computará la condena anterior cuando se hubiese cancelado el antecedente penal por esa condena o debiera estar cancelado conforme a los artículos 136 y 137 del Código Penal. Para ello:

.- Primero, habrá que tener satisfechas las responsabilidades civiles provenientes de la infracción, excepto en los supuestos de insolvencia declarada por el juez o tribunal sentenciador, salvo que hubiera mejorado la situación económica del reo.

.- Segundo tiene que haber transcurrido, sin delinquir de nuevo el culpable, los siguientes plazos: seis meses para las penas leves; dos años para las penas que no excedan de doce meses y las impuestas por delitos imprudentes; tres años para las restantes penas menos graves; y cinco para las penas graves.

Que la condena hubiese recaída por delito comprendido en el mismo Título y que sea de la misma naturaleza.

Con este requisito se elimina la llamada reincidencia genérica, basada en criterios cuantitativos, es decir, cuando constituye reincidencia haber realizado cualquier otro delito, aunque no tuviese relación con el cometido.

La reincidencia genérica regía en nuestro sistema penal antes de 1983, bastando para ser reincidente haber cometido un delito con pena igual o superior al actualmente cometido o haber cometido dos o más delitos con pena menor. Incluso cabía la multirreincidencia, que permitía una elevación importante de la pena en caso de varios antecedentes penales.

En la regulación de la reincidencia en el Código Penal de 1995 sólo constituye reincidencia la llamada específica, basada en criterios cualitativos.

Este requisito conlleva, a su vez, dos exigencias:

a) Por un lado que el delito cometido estén en el mismo Título que el que haya cometido posteriormente. Sería una condición objetiva dependiendo sólo de la ubicación sistemática de los delitos.

Pero este es un requisito necesario pero no suficiente, pues precisa una segunda exigencia.

b) Además de esa similitud, es necesario que ambos delitos tengan la “misma naturaleza”. Eso quiere decir que los delitos en comparación han de ser iguales o similares ejecución material del hecho o en los medios empleados para realizarla, servirán únicamente para agravar o atenuar la responsabilidad de los que hayan tenido conocimiento de ellas en el momento de la acción o de su cooperación para el delito. De ello se deriva que la circunstancia agravante de reincidencia, que es personal, es incomunicable a otros partícipes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1votaciones: promedio alcanzado: 5,00 de un máximo de 5)
Cargando…
Aviso legal|Política de Cockies|mapa del sitio|Abogado Penalista Martin

Plaza de Los Belgas 11 local, 28400 Collado Villalba |calle General Díaz Porlier, 14, 28001, Madrid |calle Málaga 1 Madrid

2016 © Jose Martin Despacho de abogados 918 287 132 josemartin@icam.es Foto de José Martin
VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado