Agravantes de la pena

AGRAVANTES

Las circunstancias agravantes son aquellas que, cuando concurren en la realización del comportamiento delictivo, y lo sea en un aspecto objetivo, ya sea en su vertiente subjetiva, provoca un aumento cuantitativo de la pena.

El fundamento legal a este aumento de la pena descansa en que existe un mayor reproche penal en la conducta del agente cuando estamos ante circunstancias subjetivas del delito, o un mayor desvalor del injusto típico cuando nos encontramos ante aspectos objetivos del hecho.

agravantesHay que diferenciar entre circunstancias agravantes o atenuantes genéricas, que son aquellas que concurren junto con el hecho delictivo como elementos accidentales del mismo y sin el cual el delito existiría igualmente, y las circunstancias agravantes o atenuantes específicas que contempla la norma penal y que condicionaría la existencia del delito previsto en tipo penal. Las agravantes que se van a explicar son las genéricas.

LA REINCIDENCIA COMO AGRAVANTE

El art.ículo 22. 8º del Código Penal contempla como circunstancia agravante la de ser reincidente, lo que permite afirmar el carácter estrictamente personal de la reincidencia y, por ende, su incomunicabilidad al resto de los eventuales participantes,  especificando, de forma expresa que debe entenderse por reincidencia y así resulta que :

“Hay reincidencia cuando, al delinquir, el culpable haya sido ejecutoriamente condenado por un delito comprendido en el mismo Título de este Código, siempre que sea de la misma naturaleza.

A los efectos de este número no se computaran los antecedentes penales cancelados o que pudieran estarlo”.

JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO EN AGRAVANTES

Sentencia de 23 de marzo de 1993
PROCEDIMIENTO: Recurso de casación por infracción de ley.

Pues bien, así resulta en primer lugar que el recurrente plantea una cuestión nueva no suscitada en la instancia y por ello no susceptible de accionarse en casación.

Causa de inadmisibilidad del recurso ( art. 884 núm. 4.°) y que quebrantaría la igualdad de las partes y la buena fe procesal ( art. 11.1.° de la Ley Orgánica 6/1985 ) ya que no se dio ocasión al Tribunal de instancia que no pudo pronunciarse sobre la misma (para descartarla, como lo hubiera hecho por las razones que luego se dirán).

Por tratarse de tema de valoración jurídica de normas sustantivas se admitió a trámite, pero en este momento esa causa lo es de desestimación.

En cuanto al fondo jurídico el motivo carece de fundamento también. Aunque no se cite el art. 24 está implícito en esa argumentación (escasa de desarrollo) del motivo, pues sólo por su imperio cabría la retroactividad de la norma penal a hechos anteriores.

En el presente caso las normas aplicables serían los arts. 420 y, en su caso, 421 del Código y no sólo no resulta su aplicación más favorable al reo, y aún podría perjudicarle, lo cual no puede interesar al recurrente, sino por error.

Conforme al art. 420, dadas las lesiones de los hechos de autos, serían en todo caso castigadas con prisión menor, y al concurrir la circunstancia de parentesco del art.. 11 (antes embebida en el derogado art.
423), que en los delitos contra la integridad de las personas tiene significación agravante, la pena debería aplicarse al menos en grado medio (art. 61 regla 2.a), o sea, la pena impuesta en la sentencia recurrida.
En suma, la nueva normativa no es más favorable, no procede la retroactividad de la reforma y la calificación del Tribunal de instancia fue ajustada a Derecho.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars(1votaciones: promedio alcanzado: 4,00 de un máximo de 5)
Cargando…
Aviso legal|Política de Cockies|mapa del sitio|linkedin
VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado
LLAME YA 📞
1
Hola 👋
¿Es que podemos ayudarte?
Powered by