las salas de la Audiencia Nacional

LA AUDIENCIA NACIONAL EN LA ACTUALIDAD: COMPOSICIÓN, ESTRUCTURA Y COMPETENCIAS

las salas de la Audiencia Nacional La Ley Orgánica del Poder Judicial ha reconocido a la Audiencia Nacional entre los tribunales que integran la Jurisdicción ordinaria (artículos 62 a 69). De acuerdo con dicha regulación, consta en la actualidad de tres Salas, con jurisdicción penal, contencioso-administrativa y social. Las Salas pueden dividirse (y de hecho, se dividen dos de ellas) en Secciones, cuando el volumen y complejidad de los asuntos lo aconseje (artículo Desde el punto de vista de su personal jurisdicente, la Audiencia Nacional se compone de

  1. Su Presidente,
  2. Los Presidentes de Sala
  3. Los magistrados que determine la ley para cada una de sus Salas y Secciones.
  • El Presidente de la Audiencia Nacional, que tendrá la consideración de Presidente de Sala del Tribunal Supremo, es el Presidente nato de todas sus Salas.
  • Los Magistrados lo son de cada una de las Salas, pero cuando sea aconsejable por necesidades del servicio, el Consejo General del Poder Judicial puede adscribirlos a otras Salas de diferente orden, total o parcialmente.

De acuerdo con el Anexo III de la Ley 38/1988, de demarcación y planta judicial, la planta de la Audiencia Nacional, al tiempo de la redacción de estas líneas, es de cincuenta y nueve magistrados, uno con consideración de presidente de Sala del Tribunal Supremo, divididos de la manera siguiente: además del Presidente de la Audiencia Nacional, en la Sala de lo Penal hay un Presidente de Sala y cuatro secciones, cada una compuesta de un Presidente y dos Magistrados (excepto la primera, compuesta por cinco Magistrados); en la Sala de lo Contencioso-Administrativo, un Presidente de Sala y ocho Secciones, cada una compuesta de un Presidente y dos Magistrados, excepto la primera, compuesta por cuatro Magistrados; por último, en la Sala de lo Social, un Presidente de Sala y dos Magistrados (el número menor se justifica por la menor competencia objetiva de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional).

SALA DE LO PENAL DE LA AUDIENCIA NACIONAL

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional conoce (artículo 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial) del enjuiciamiento de las causas por los delitos contra el titular de la Corona, su Consorte, su Sucesor, Altos Organismos de la Nación y forma de Gobierno; de falsificación de moneda, delitos monetarios y relativos al control de cambios; defraudaciones y maquinaciones para alterar el precio de las cosas que produzcan o puedan producir grave repercusión en la seguridad del tráfico mercantil, en la economía nacional o perjuicio patrimonial en una generalidad de personas en el territorio de más de una Audiencia; tráfico de drogas o estupefacientes, fraudes alimentarios y de sustancias farmacéuticas o medicinales, siempre que sean cometidos por bandas o grupos organizados y produzcan efectos en lugares pertenecientes a distintas Audiencias; delitos cometidos fuera del territorio nacional, cuando conforme a las leyes o a los tratados corresponda su enjuiciamiento a los Tribunales españoles y de los conexos con todos los anteriormente reseñados.

También, de los procedimientos penales iniciados en el extranjero, de la ejecución de sentencias dictadas por Tribunales extranjeros o del cumplimiento de pena de prisión impuesta por Tribunales extranjeros, cuando en virtud de un tratado internacional corresponda a España la continuación de un procedimiento penal iniciado en el extranjero, la ejecución de una sentencia penal extranjera o el cumplimiento de una pena o medida de seguridad privativa de libertad; de las cuestiones de cesión de jurisdicción en materia penal derivadas del cumplimiento de tratados internacionales en los que España sea parte; del procedimiento para la ejecución de las órdenes europeas de detención y entrega y de los procedimientos judiciales de extradición pasiva, sea cual fuere el lugar de residencia o en que hubiese tenido lugar la detención del afectado por el procedimiento; de los recursos establecidos en la Ley contra las sentencias y otras resoluciones de los Juzgados Centrales de lo Penal, de los Juzgados Centrales de Instrucción y del Juzgado Central de Menores; y de los recursos contra las resoluciones dictadas por los Juzgados Centrales de Vigilancia Penitenciaria de conformidad con lo previsto en la disposición adicional quinta.

De las anteriores competencias resulta que la jurisdicción de la Audiencia Nacional en materia penal responde a diferentes razones, entre ellas las siguientes:

  1. Imposibilidad de encontrar un fuero de competencia dentro de territorio nacional (delitos cometidos en el extranjero), dificultad de investigación (delitos monetarios o defraudaciones mercantiles graves);
  2. Evitación de cuestiones de competencias (cuando afecten al territorio de más de una Audiencia Provincial), protección de la Independencia e imparcialidad judicial (delitos de narcotráfico cometidos por bandas organizadas con trascendencia al territorio de más de una Audiencia)
  3. Cooperación penal internacional (extradición o órdenes europeas de detención y entrega) o ratione personae (delitos contra el titular de la Corona, su Consorte, Sucesor, Altos organismos de la Nación).

Tres consideraciones más sobre la competencia penal de la Audiencia Nacional.

  • La primera, que la lista de delitos del artículo 65 no es cerrada, pues su párrafo 7 permite la atribución de competencia en otras leyes: eso es precisamente lo que ocurre con el enjuiciamiento de los delitos cometidos por bandas armadas y elementos terroristas (una de las competencias más conocidas de la Sala), que se reconoce, anómalamente en nuestra opinión, por la disposición transitoria única de la Ley Orgánica 4/1988, de 25 de mayo, de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (popularmente conocida como la “Ley Antiterrorista”).
  • La segunda, que la Sala es competente sin perjuicio de la competencia objetiva que corresponde, para el enjuiciamiento de los delitos anteriores, al Juzgado Central de lo Penal (cuando la pena que merecen los delitos subsumibles en las categorías anteriores no rebase cinco años de privación de libertad, pena de multa o pena de otra naturaleza siempre que no sea superior a diez años), conforme con el artículo 14 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en relación con el artículo 89.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
  • La tercera, que los delitos reseñados nunca pueden ser enjuiciados por el Tribunal del Jurado, puesto que éste nunca se constituye en el ámbito de la Audiencia Nacional (artículo 1.3 de la Ley Orgánica 5/1995, del Tribunal del Jurado).

Por lo que se ve, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional es la cabeza de toda una rama especializada dentro de la jurisdicción ordinaria penal, en la que se integran también, y dependen funcionalmente de ella, los Juzgados Centrales de Instrucción, el Juzgado Central de lo Penal, el Juzgado Central de Menores, el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria y  la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional.

VER TAMBIEN

Written by José Martín García

José Martín es abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado