falsedad documental

FALSIFICACIÓN DOCUMENTAL

falsedad en documento Se ha dicho que no toda mutación de la verdad constituye una falsedad con relevancia penal, pero que toda falsedad implica necesariamente alguna modificación de la verdad.

Desde el punto de vista penal se tiene en consideración que la falsedad como actividad humana no suele ser un fin en sí misma, sino un medio para la obtención de otros fines, por lo que en ocasiones se castiga la falsedad como acto individualizado, por contravenir el principio de confianza documental o de seguridad en el tráfico y en otras ocasiones se castigan específicamente actos falsarios destinados a propiciar otras actuaciones también ilícitas, como por ejemplo la elusión en el pago de impuestos.

El caso más paradigmático es la falsificación de documentos o falsificación de documentos, por particulares que sólo se castiga cuando tiene por finalidad perjudicar a otro.

Debe tenerse en cuenta también que el carácter de cada documento le otorga un grado distinto de tutela, distinguiéndose por un lado los que emanan de una autoridad o funcionario público de los demás y dentro de éstos los mercantiles si bien no están definidos y los privados.

Estos últimos sólo son objeto de protección penal en el caso de que la falsedad se cometa con la finalidad de perjudicar a otro.

Falsedad documental requisitos

Estos delitos quedan consumados con la mera ejecución del acto falsario sin que sea preciso que el documento haya circulado, haya entrado de alguna forma en el tráfico jurídico.

Todo delito de falsificación tiene los siguientes elementos estructurales: Por una lado, el elemento material que es la mutación de la verdad por alguno de los modos que a continuación se describen y, por otro lado, un elemento subjetivo, el dolo falsario, que consiste en el conocimiento y voluntad de la alteración de la verdad.

Sin embargo, no se precisa en las falsedades de documentos públicos, oficiales y mercantiles el ánimo de perjudicar a otro, a diferencia de lo que ocurre generalmente respecto de la falsificación de documentos privados.

También el Tribunal Supremo viene estableciendo que estos delitos requieren al menos la puesta en peligro de los bienes jurídicos que subyacen bajo el documento, por lo que es necesario que la falsedad conlleve una perturbación de la función probatoria del documento (Sentencia del Tribunal Supremo 2871/1996).

Que documentos se deben falsear para cometer este delito

La falsedad debe recaer sobre un documento, concepto jurídico también definido de forma amplia en el artículo 26 del Código Penal en el que se establece que

a los efectos de este Código se considera documento todo soporte material que exprese o incorpore datos, hechos o narraciones con eficacia probatoria o cualquier otro tipo de relevancia jurídica”.

Por tanto, por documento no sólo ha de entenderse el papel, reflejo y receptor de una declaración humana, sino todo soporte físico capaz de perpetuar un pensamiento o una declaración de voluntad.

Es fundamental considerar que el documento para ser protegido penalmente ha de tener eficacia probatoria o cualquier otro tipo de relevancia jurídica. Dentro de los documentos se distinguen varias clases: Documentos públicos, documentos oficiales documentos mercantiles y documentos privados.

Los documentos públicos son los autorizados por un Notario o empleado público competente con las formalidades requeridas por la Ley (artículo 1216 del Código Civil) y de forma más precisa son los enumerados en el artículo 317 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No existe una definición de documento oficial y siguiendo algún pronunciamiento judicial pueden ser definidos como los emitidos por las administraciones públicas para la satisfacción de necesidades de interés o servicio público.

 Dado que existen numerosos organismos públicos con multiplicidad de funciones y actuaciones ha sido la jurisprudencia la que ha ido determinando en cada caso qué debe entenderse por documento oficial.

Así y por citar sólo algunos ejemplos, se han considerado documento oficial los documentos de identidad, los boletines de denuncia, el permiso de conducir, las recetas oficiales, el documento de inspección de vehículos, la documentación electoral, el libro de familiar, los boletines de cotización a la seguridad social.

Documentos mercantiles son cualquier escrito o documento elaborado de acuerdo al Código de Comercio o leyes mercantiles que sea expresión de un acto de comercio y sirva para acreditar derechos y obligaciones de naturaleza mercantil y así se han considerado como tales los cheques, las letras de cambio, los pagarés, las pólizas de seguros, las órdenes de transferencia bancaria, la declaración de bienes para la obtención de un crédito, los albaranes, las facturas y los contratos de apertura de cuenta.

Son documentos privados los extendidos por los particulares en sus relaciones sociales y jurídicas.

VER TAMBIÉN:

 

VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado