DELITO DE IMPOSICiÓN DE ACUERDOS ABUSIVOS

DELITO DE IMPOSICIÓN DE ACUERDOS ABUSIVOS

Este delito viene tipificado en el artículo 291 del Código Penal, con el siguiente contenido: “Los que, prevaliéndose de su situación mayoritaria en la Junta de accionistas o el órgano de administración de cualquier sociedad constituida o en formación, impusieren acuerdos abusivos, con ánimo de lucro propio o ajeno, en perjuicio de los demás socios, y sin que
reporten beneficios a la misma, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a tres años o multa del tanto al triplo del beneficio obtenido”. Su análisis es el siguiente:

  • En este delito el sujeto activo es quien tiene una posición mayoritaria en los órganos de la sociedad, Junta de accionistas u órgano de administración.
    Es decir, también, como el anterior, se trata de un delito especial propio. Por ende sólo puede ser sujeto activo el administrador, que puede formar parte del órgano de administración, en que tiene la mayoría de miembros (parece que lo razonable es que fuesen varios, y de ahí el uso del plural por el artículo comentado -“Los que … “), o el socio integrante de la junta de accionistas pero además con un número de acciones o participaciones (según el tipo de sociedad) como para imponer un acuerdo.
  • El sujeto pasivo en este caso es sólo el socio o socios perjudicados por el acuerdo abusivo.
  • La acción castigada es, prevaliéndose de su situación mayoritaria en la Junta de accionistas o el órgano de administración de cualquier sociedad constituida o en formación, imponer acuerdos abusivos, con ánimo de lucro propio o ajeno (en perjuicio de los demás socios, y sin que reporten beneficios a la misma). Es decir, varios son los requisitos:

Prevalerse. Indica “usar” de esa posición de poder o ventaja numérica que tiene el actor y que le facilita la realización el hecho descrito; uso de posición dominante que por sí sola no es constitutiva de infracción penal si no va seguida del resto de requisitos.

  • Acuerdo abusivo. Se trata de que el órgano de decisión de la sociedad, junta de accionistas u órgano de administración (consejo de administración, etc.), adopten una decisión por una mayoría “impuesta” por el juego numérico de la composición del órgano. El acuerdo no tiene por qué ser jurídicamente inválido, puede ser formalmente regular, pero abusivo en el sentido en que el artículo 7 del Código Civil describe el abuso de derecho como el acto u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero.
  • Ánimo de lucro propio o ajeno. Este no es otro que la intención maliciosa de obtener un enriquecimiento ilícito propio o ajeno, pero no para los socios o la sociedad.
  • El resultado es el perjuicio de los socios, y sin beneficio para la sociedad.
    Este es un dato objetivo, pues es contrastable dado que el perjuicio y la ausencia de beneficio lo es en términos de valoración económicamente objetiva. No se trata de perjuicios morales o inmateriales no dimensionables económicamente.
  • el Este delito es también esencialmente doloso, como lo pone de manifiesto que en el artículo estudiado se incluya como requisitos el “ánimo de lucro … “, que es la plasmación textual de lo que es una actuar esencialmente intencional y malicioso. No será suficiente, por tanto, pretender y obtener un lucro propio sino que se debe hacer siendo consciente de que con ello no se beneficia a la sociedad. Lo que no exige es que se perjudique a la misma, basta con que de la actuación no obtenga la sociedad un fruto, pero sí el autor beneficio propio.

La pena prevista es de prisión de seis meses a tres años o, alternativamente, multa del tanto al triplo del beneficio obtenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado