DELITO DE FALSEDAD DOCUMENTAL SOCIETARIA

LA FALSEDAD DOCUMENTAL SOCIETARIA

Previsto en el artículo 290 del Código Penal, establece que:

Los administradores, de hecho o de derecho, de una sociedad constituida o en formación, que falsearen Las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación jurídica o económica de la entidad, de forma idónea para causar un perjuicio económico a la misma, a alguno de sus socios, o a un tercero, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

Si se llegare a causar el perjuicio económico se impondrán las penas en su mitad superior”.

Abogado penalista para defensa o acusación en falsedad documental.

La falsedad documental societaria se estructura en los siguientes requisitos:

  • Sujeto activo del delito

Son sólo los administradores de derecho y de hecho (ya definidos en el apartado 1.2.2). Se trata de un delito llamado especial propio por cuanto no puede ser cometido por quien no tenga las especiales características previstas en el tipo penal. Si en la falsificación intervienen o la realizan quienes no son administradores de hecho o de derecho y falsifican la clase de documentos previstos en el tipo penal, estos extraños (por no ser administradores) son autores directos, mediatos o coautores, en su caso, de los delitos comunes correspondientes de falsedad documental.

  • Sujeto pasivo del delito

Puede serio la propia sociedad como ente, los socios individualmente considerados o terceros que hayan tenido o fueran a tener relaciones mercantiles con la sociedad.

  • El objeto material

Son las cuentas anuales u otros documentos que tienen por finalidad reflejar la situación jurídica o económica de la sociedad.
Hay que acudir, por tanto, a la normas del derecho mercantil o civil, según la naturaleza de la sociedad, así como a la legislación fiscal y administrativa, que determinen qué documentación jurídico-contable debe llevar la entidad societaria en cuestión, sobre la que podrá cometerse el delito.

  • La acción castigada

Está constituida por la actividad de falsear las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación jurídica o económica de una sociedad constituida o en formación, de forma idónea para causar un perjuicio económico a la misma. Los requisitos son los siguientes:

Falsear: La acción falsaria tiene que ser alguna de las previstas en el artículo 390 del Código Penal, es decir:

a).-Alterar un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial.
b).-Simular un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad,
c).-Suponer en un acto la intervención de personas que no la han tenido, o atribuir a las que han intervenido en él declaraciones o manifestaciones diferentes de las que hubieran hecho.
d).- Faltar a la verdad en la narración de los hechos. A esta última categoría corresponderá el mayor número de hechos incluibles en este tipo penal en la forma de la manipulación contable o “maquillado” de cuentas para ocultar determinados apuntes contables o hacer aparecer una conclusión en el balance positiva o negativa, según los intereses del autor del hecho.

La falsificación tiene que ser idónea por ser susceptible de aparentar legitimidad, pues una falsedad, sobre todo la material (firmas, alteración de partes de un documento legítimo, etc), que sea burda e incapaz de aparentar legitimidad no podría considerarse un acción idónea para obtener el resultado. Además la falsedad, si es material sobre algún documento, tiene que recaer sobre partes o aspectos esenciales del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado