competencia

COMPETENCIA DE LOS JUZGADOS

Según los artículos 14 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, fuera de los casos que expresa y limitadamente atribuyen la Constitución y las leyes a jueces y Tribunales determinados, son competentes:

Para el conocimiento y fallo de los juicios por delitos leves, los Jueces de Instrucción, salvo que la competencia corresponda a los Jueces de Violencia sobre la Mujer.

Para la instrucción de las causas, el Juez de Instrucción del partido en que el delito se hubiere cometido, o el Juez de Violencia sobre la Mujer, o el Juez Central de Instrucción respecto de los delitos que la Ley determine.

Para el conocimiento y fallo de las causas por delitos a los que la Ley señale pena privativa de libertad de duración no superior a cinco años o pena de multa cualquiera que sea su cuantía, o cualesquiera otras de distinta naturaleza, bien sean únicas, conjuntas o alternativas, siempre que la duración de éstas no exceda de diez años. No obstante, en los supuestos de competencia del Juez de lo Penal, si el delito fuere de los atribuidos al Tribunal del Jurado, el conocimiento y fallo corresponderá a éste.

Para el conocimiento y fallo de las causas en los demás casos, la Audiencia Provincial de la circunscripción donde el delito se haya cometido, o la Audiencia Provincial correspondiente a la circunscripción del Juzgado de Violencia sobre la Mujer en su caso, o la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. No obstante, en los supuestos de competencia de la Audiencia Provincial, si el delito fuere de los atribuidos al Tribunal de Jurado, el conocimiento y fallo corresponderá a éste.

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer son competentes en las siguientes materias, en todo caso de conformidad con los procedimientos y recursos previstos en Ley de Enjuiciamiento Criminal:

  • De la instrucción de los procesos para exigir responsabilidad penal por los delitos recogidos en los títulos del Código Penal relativos a homicidio, aborto, lesiones, lesiones al feto, delitos contra la libertad, delitos contra la integridad moral, contra la libertad e indemnidad sexuales o cualquier otro delito cometido con violencia o intimidación, siempre que se hubiesen cometido contra quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada al autor por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, así como de los cometidos sobre los descendientes, propios o de la esposa o conviviente, o sobre los menores o incapaces que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho de la esposa o conviviente, cuando también se haya producido un acto de violencia de género.
  • De la instrucción de los procesos para exigir responsabilidad penal por cualquier delito contra los derechos y deberes familiares, cuando la víctima sea alguna de las personas señaladas como tales en la letra anterior.
  • De la adopción de las correspondientes órdenes de protección a las víctimas, sin perjuicio de las competencias atribuidas al Juez de Guardia.

En otro aspecto, cuando no conste el lugar en que se haya cometido el delito son Jueces y Tribunales competentes en su caso para conocer de la causa o juicio:

El del término municipal, partido o circunscripción en que se hayan descubierto pruebas materiales del delito.

  • El del término municipal, partido o circunscripción en que el presunto reo haya sido aprehendido.
  • El de la residencia del reo presunto.
  • Cualquiera que hubiese tenido noticia del delito.
  • Además, la jurisdicción ordinaria es la competente para juzgar a los reos de delitos conexos, siempre que alguno esté sujeto a ella, aun cuando los demás sean aforados. En este sentido, se consideran delitos conexos los siguientes:
  • Los cometidos simultáneamente por dos o más personas reunidas, siempre que éstas vengan sujetas a diversos Jueces o Tribunales ordinarios o especiales, o que puedan estarlo por la índole del delito correspondiente.
  • Los cometidos por dos o más personas en distintos lugares o tiempos si hubiera precedido concierto para ello.
  • Los cometidos como medio para perpetrar otros o facilitar su ulterior ejecución.
  • Los cometidos para procurar la impunidad de otros delitos.
  • Los diversos delitos que se imputen a una persona al incoarse contra la misma causa por cualquiera de ellos, si tuvieren analogía o relación entre sí, a juicio del Tribunal, y no hubiesen sido hasta entonces sentenciados.

LA COMPETENCIA DE JUZGADOS DE VIOLENCIA SOBRE LA MUJER

La competencia de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer se extenderá a la instrucción y conocimiento de los delitos y faltas conexas siempre que la conexión tenga su origen en alguno de los supuestos previstos en los números 3 y 4 del artículo 17 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

COMPETENCIA POR DELITOS CONEXOS

Por su parte, se consideran Jueces y Tribunales competentes, por su orden, para conocer de las causas por delitos conexos:

  • El del territorio en que se haya cometido el delito a que esté señalada pena mayor.
  • El que primero comenzare la causa en el caso de que a los delitos esté señalada igual pena.
  • El que la Audiencia o el Tribunal Supremo en sus casos respectivos designen, cuando las causas hubieren empezado al mismo tiempo, o no conste cuál comenzó primero.
  • No obstante lo anterior, será competente para conocer de los delitos conexos cometidos por dos o más personas en distintos lugares, si hubiera precedido concierto para ello, con preferencia a los anteriormente indicados, el Juez o Tribunal del partido judicial sede de la correspondiente Audiencia Provincial, siempre que los distintos delitos se hubieren cometido en el territorio de una misma provincia y al menos uno de ellos se hubiera perpetrado dentro del partido judicial sede de la Audiencia Provincial correspondiente.

Relaccionado:

VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado