Indicios y comisión por omisión en el homicidio

HOMICIDIO POR OMISIÓN

En el homicidio por omisión la jurisprudencia es constante en el delito de homicidio, ha venido perfilando a lo largo de los años las dualidades surgidas en torno al mismo.

En relación a la conducta delictiva ha venido admitiendo la comisión por omisión del mismo en casos, donde existió omisión del deber de cuidado de la persona gravemente enferma que el autor tenia a su cargo, o de aquella madre que no impidió las agresiones del padre contra su hija de dos años, con el manifiesto consentimiento y conocimiento de esta (Sentencias del Tribunal Supremo 20/02, de 22 de enero y 1286/97, de 27 de octubre).

Así, a falta de la confesión o reconocimiento de su verdadera intención, por el acusado, la jurisprudencia ha venido empleando indicios, para averiguar el propósito del autor, siendo los más relevantes:

  • La zona del cuerpo a la que se dirige el golpe, la violencia empleada o el número de agresiones. Toda vez si la zona del cuerpo atacada es vital, (tórax, cuello abdomen), podrá afirmarse que existía animo de matar y no de lesionar.
  • La clase de arma utilizada en el ataque, las dimensiones, y si esta es idónea para causar resultados mortales. En caso de armas blancas (navaja, cuchillo, puñal u otros de semejante naturaleza que tiene aptitud para introducirse dentro del cuerpo humano.
  • La intensidad del golpe, de modo que este sea apto para introducirse en el cuerpo de una persona con cierta profundidad (Sentencias del Tribunal Supremo 140/05, de 3 de febrero; 1281/04, de 10 de noviembre; 271/05, de 28 de febrero, entre otras).
VISTO EN:
La Sexta Telemadrid y rtrve europa press
abogado garantizado